Suelos técnicos elevados

El Suelo Sobreelevado integra un sistema constituido por baldosas idénticas entre si, soportadas por una estructura metálica , compuesta por pedestales ajustables en altura y, cuando necesario, travesaños de conexión de los mismos.

Bajo la superficie horizontal visible de este suelo se crea, de esta forma, un espacio técnico libre designado plenum.

El suelo sobreelevado fue concebido en los años 60 para responder a las exigencias de las instalaciones eléctricas y de aire acondicionado de los centros de procesamiento de datos. En la actualidad sus aplicaciones son ilimitadas.

  • PERMITE

    • Alojar una infinidad de infraestructuras, permitiendo libertad de proyecto a cada especialidad.
    • Acceder fácilmente y permanentemente a cualquier punto y a todas las infraestructuras instaladas, con el auxilio de una simple ventosa.
    • Utilizar este espacio para llenarlo de aire para aclimatar y/o refrigerar los equipamientos.
    • Personalizar el espacio y modificarlo de acuerdo con las necesidades, sin la ayuda de operaciones de construcción civil morosas y de costos elevados.
    • Reducir los plazos de acabado de los edificios, por la simplicidad de instalación.
    •  El sistema garantiza la flexibilidad y la accesibilidad imprescindibles para la gestión de los espacios, con las inevitables ventajas de adaptación a nuevos equipamientos y/o puestos de trabajo.
  • APLICACIONES

    • Oficinas.
    • Banca y seguros.
    • Centros de calculo.
    • Laboratorios.
    • Salas de redacción de los medios de comunicación.
    • Teatros y auditorios.
    • Salas de aula y escuelas.
    • Telecomunicaciones.
    • Stands de ferias y exposiciones.
    • Centros de fotocomposición e impresión.
    • Centros comerciales.
    • Museos.